VALORES FUNDAMENTALES: PASAPORTE HACIA EL FUTURO DEL TALENTO

   por

WWi Summit 2018:

Unimos dos Titanes en la Gestión del Talento por Valores: Simon Dolan (Canadá) y Richard Barrett (Inglaterra)

 

Si nos pusiéramos unas gafas de realidad virtual y nos trasladásemos a un futuro no tan lejano, veríamos cómo el mundo en el que vivimos no puede tener ningún futuro con una sociedad sin valores.

Nos guste o no, cada vez vivimos en un mundo más globalizado con mayor movilidad y más tecnológico y el capital humano es el activo principal.

La Era que nos ha tocado vivir quiere dejar un legado a nuevas generaciones: “Pon en valor tu Talento”, ya que se ha convertido en el único valor intrínseco de una compañía que le permite evolucionar hacia la creatividad, la innovación y alcanzar una prosperidad económica.

En este futuro, que ya es un presente, las empresas competirán principalmente por Talento, mucho más que por mercados y clientes.

Se trata de poner en valor el capital humano del que disponemos, dotarles de herramientas para que se desarrollen y crezcan para ser, cada día, más cooperativos, creativos e innovadores.

 

El mal del siglo XXI es el conocido “Brain Drain” o fuga de talentos.

Fuga de Cerebros, también conocida como la fuga de talentos o migración altamente calificada (MAC) es la emigración de profesionales y científicos formados universitariamente en su país de origen a otras naciones, impulsados principalmente por la falta de oportunidades de desarrollo en sus áreas de investigación.

En el caso de España, la fuga de talento se debe a deficiencias en el mercado laboral, por la falta de demanda de un determinado puesto de trabajo o por las deficiencias salariales entre unos países y otros.

Se han analizado 3 causas principales que provocan la “Fuga de Talento” y son:

  • Escasez de oportunidades por falta de oferta que esté alineada con el talento emergente o existente.
  • Ambiente social y laboral que influye de forma negativa y psicológicamente en el “Talento”.
  • Falta de conexión del talento emergente de las universidades con las oportunidades de negocio existentes en el mercado.

 

¿Cómo afrontar estos nuevos retos en la gestión, captación y retención del Talento?

La única forma viable y efectiva es invertir en nuestro principal valor: las Personas. Cada vez las empresas están más concienciadas de ello, debido a que supone su principal elemento competitivo para afrontar nuevos retos del mercado, dentro del marco del Futuro del Trabajo.

¿Cómo es posible hacerlo? Trabajando y creando un plan de desarrollo a través de los Valores Fundamentales, valores que llevarán nuestro ADN, el de la empresa, como una identidad propia, genuina y auténtica.

El mercado puede estar atento a nuestros movimientos, a nuestros productos o servicios, pero sólo verán el final de nuestra capacidad de producir y generar nuevas ideas. El talento es intrínseco y permite que la creatividad y la innovación formen parte de las células madre de nuestras organizaciones, que no es replicable, no es accesible y no es fácilmente reemplazable, especialmente si nos enfocamos en procesos de Co-Creación e Ideación.

Estos Valores Fundamentales alinean a las Personas, voluntad de la visión y misión, es decir con el alma de nuestra empresa. Si se consigue esa conexión de autenticidad, lograremos una alineación total, entre los valores principales de nuestro capital humano y los valores de nuestra empresa. Entonces sí que no hay límites, ya que la capacidad del ser humano es ilimitada.

He clasificado los valores en tres niveles, aunque todos forman parte de un concepto único que denomino los Valores Fundamentales:

 

 

PIRÁMIDE VALORES PERSONALES – VALORES SOCIALES –  VALORES EXPONENCIALES

 

Los principales análisis psicológicos apuntan que “el mayor índice de desapego que una persona siente dentro de una empresa se produce cuando los valores no se encuentran alineados con los de su entorno, con los de sus iguales”. Es decir, el desapego y ciclos de negatividad y bajada de autoestima se producen si “yo”, como persona, no me veo reflejada con lo que hago, con la finalidad de la empresa y con el entorno que me rodea.

Es lo que denominamos la Psiconeuroinmunología, es decir, la relación directa, que científicamente avalan algunos médicos, entre la inmunidad y el sistema nervioso ligado a las emociones. Los valores nos ayudan a mantener nuestro corazón y nuestra mente conectados y alineados.

Así pues, vamos a agrupar estos valores que nos permiten llegar a una Transformación Evolutiva.

VALORES PERSONALES:

Son la base de nuestras creencias y patrones mentales, son aquellos que la educación y la cultura nos han impregnado en el ADN. Son los valores básicos, que sin ellos la persona no puede sobrevivir y cuando se rompe su solidez y consistencia, es cuando la persona siente que su autoestima y su seguridad se desequilibra y entra en el laberinto de los miedos y temores.

Reflexiona y piensa cuáles son tus valores más personales, sin los que podrías vivir y entrarías en conflicto interno. Te voy a contar los míos, que he seleccionado después de un profundo proceso de trabajo personal y alineación conmigo misma.

 

Mis Valores Personales:

Honestidad-Amor-Valentía-Alegría-Respeto

 ¡Ahora piensa en los tuyos!

 

El número que escojas es indiferente. Tienen que ser aquellos que realmente te sientas en mayor conexión con tu esencia, contigo mismo como ser humano, aquellos que te acercan a la autenticidad y te ayudan a ser más coherente contigo y con todo lo que deseas en la vida.

 

VALORES SOCIALES:

Son aquellos valores que nos relacionan con el entorno, dan valor a cómo nos sentimos y son aquellos que conectan nuestros valores personales que forman parte de nuestra identidad con los demás.

Somos seres sociales, en soledad nuestra existencia deja, por naturaleza, de tener una razón de ser, un sentido. Los valores sociales nos permiten interactuar con los demás buscando quién somos y viéndonos reflejados en otras personas que nos hacen de espejo.

No conectamos con todas las personas por igual. Atraer a las personas con las que nos sentimos más a gusto y más conectados forma parte de un trabajo consciente en una parte, al relacionarnos y abrirnos a descubrir a otras personas, pero también de una acciones inconscientes, basadas en el principio de la energía.

Los seres humanos somos energía y la ciencia cuántica nos lo descubre cada día más. Albert Einstein en el 1921 afirmó que la materia y la energía  eran lo mismo con formas de manifestación diferente. Así afirmaba qie “todo es energía y eso es todo lo que hay. Iguala tu frecuencia a la de la realidad que quieres y no podrás evitar tener esa realidad. No puede ser de otra manera…Esto no es filosofía, esto es Física”.

Sobre ese poder energético se fundamentan las relaciones y los valores sociales, que son la base que construye relaciones de confianza, duraderas en el tiempo y sanas.

¿Cuáles son tus valores sociales?, ¿te has parado alguna vez a pensar cómo has construido tu entorno? ¿quién te rodea y por qué?

 

Mis Valores Sociales son:

Equidad – Unión – Diversidad – Ética – Sostenibilidad

¡Ahora piensa en los tuyos!

 

Además, los valores sociales son el puente que conecta nuestra parte más íntima con la externa o social, nos permite relacionarnos con el entorno. Sin los valores sociales no podríamos llegar al tercer nivel más evolucionado en la clasificación de los valores: los valores exponenciales.

 

VALORES EXPONENCIALES:

Son los valores enfocados totalmente al desarrollo de nuestras capacidades. Son los que nos permiten crecer y poner una mirada en el horizonte, en el Futuro.

Refuerzan nuestra proyección. No podemos enfocarnos a ellos si primeramente nosotros no nos sentimos fuertes y seguros, es decir, si nuestros valores personales no están cubiertos nunca podremos hacer crecer nuestro entorno y, menos aún, desarrollar nuestra habilidades y expandirlas.

Os recomiendo un libro sobre cómo expandir nuestras habilidades y descubrir nuestros potenciales: “A Whole New Mind” by Daniel Pink. Este escritor sobre creatividad y disrupción afirma que el futuro está en manos de los “Right Brainers”, es decir, las personas más emocionales, con más conexión con su instinto. Los creativos dominarán el futuro y el mundo.

Para desarrollar los valores exponenciales es necesario que se den tres factores:

 

  • Primero: tienes que encontrarte en un ambiente y entorno propicio para ello. ¿Tu actual dedicación profesional te lo permite?, ¿puedes permitirte ser libre, creativamente hablando?
  • Segundo: tienes que rodearte de personas que potencien tu creatividad. La ley de la atracción actúa cuando uno está posicionado en el lugar que le toca. Los “Right Brainers” atraen a otros por igual que les hacen de espejo o imagen semejante.
  • Tercero: necesitas metodología, procesos o sistemática para alcanzar tu objetivo de expansión y desarrollo de tu Talento Potencial. Hay una multitud de herramientas que te agruparía en tres niveles: Creative Innovation, Teams in Action y Train for Success.

 

Creative Innovation: son herramientas muy asociadas a procesos de ideación y co-creación (Agile, Scrum, Visualización, Mind Mapping, Design Thinking, etc.).

Teams in Action: son herramientas asociadas a la Acción y al desarrollo del potencial, por ejemplo la Gamificación, los conocidos como Teambuilding que nos sacan de nuestra zona de confort a nosotros y a nuestra comunidad.

Train for Success:  por último, este grupo de herramientas está basado en una transferencia de conocimiento que permita un cambio de mentalidad, que rompa con patrones limitantes que no nos dejan avanzar. Herramientas muy conectadas a la innovación disruptiva.

¿Cuáles son tus valores expansivos? ¿crees que ya has llegado a tu máximo desarrollo exponencial ? ¿cómo quieres verte dentro de  10 años?

 

Mis Valores Exponenciales son:

Autenticidad-Aprendizaje Continuo-Pasión-Superación

¡Ahora piensa en los tuyos!

 

Los próximos días 8 y 9 de noviembre celebramos nuestro próximo World Work Innovation (WWi) Summit “Future Talent: Envisioning Workforce 2030” sobre cómo prepararse para formar parte del Futuro del Talento, y las nuevas tendencias laborales.

Como novedad, este año, contamos con los Gurús mundiales en Gestión del Talento por Valores: Simon Dolan y Richard Barrett. Además estarán presentes Judith Carreras, Consejera de la Organización Internacional del Trabajo de Naciones Unidas; Lluis Altés, Director de Digital Business World Congress (DES) y Joana Sánchez, Presidenta de Inesdi e Incipy, entre otros.

 

¿Por qué no te lo puedes perder?

  • Aprenderás de qué manera las empresas punteras a nivel nacional e internacional implementan estrategias de gestión de talento.
  • Conocerás las claves y herramientas para transformar la cultura empresarial en base a las personas.
  • Podrás hacer networking con profesionales como tú que te pueden ayudar a ir más allá en tu día a día y encontrar nuevas fuentes de conocimiento.

 

Más info e inscripciones en: wwisummitlive.org

 

 

Sin valores no hay futuro. Éste es el mantra del WWi Summit 2018

Future Talent: Envisioning Workforce 2030

 

Las diez habilidades para ser empleable en 2030

   por

Las nuevas tendencias en el entorno laboral, los avances tecnológicos, la globalización de los mercados, el crecimiento de nuevas formas empresariales más líquidas y flexibles, así como las necesidades inter generacionales están marcando una hoja de ruta en la que las reglas del juego han cambiado. Todo este contexto dibuja un nuevo escenario de habilidades y competencias para hacerse un hueco en el mercado laboral del futuro, ¿cuáles son esas habilidades para ser empleable en 2030? De ello hablaremos en la quinta edición de World Work Innovation (WWi) Summit: “Future Talent: Envisionig Workforce 2030”, el evento estrella de Valkiria y de la comunidad de Innovación que tendrá lugar el próximo mes de noviembre, dónde tendré la ocasión de formar parte de los ponentes que debatirán sobre la captación y fidelización del talento en las empresas.

Es necesario distinguir entre las habilidades intrínsecas y las extrínsecas. Las intrínsecas son las que dependen de uno mismo y permiten crecer como personas. Las extrínsecas serían habilidades más relacionadas con el entorno y con la capacidad innata de aprendizaje.

Coherencia

En lo que se refiere a las habilidades intrínsecas, destaco, en primer lugar la coherencia. No podemos ofrecer a los demás si nosotros andamos faltos de alimento. La conexión con uno mismo aporta coherencia y razón de ser.

Autenticidad

Es básico buscar el mantra individual de cada uno o la piedra angular con la que nos puedan identificar, para, con ello, aportar un valor diferencial. Por esto, para ser empleable en el futuro una habilidad necesaria es encontrar aquello nos mueve o apasiona.

Valores

Los valores de cada uno también hacen que esa persona sea única. Sin valores la persona no puede conectase con uno mismo, no puede ser coherente consigo mismo y menos con el entorno. Los valores son el puente entre las creencias y las acciones que se realizan.

Compasión

Otra de las habilidades a las que no se le da importancia a priori y que, sin embargo, será esencial en el futuro es la compasión. Pero no es su concepto judeocristiano, sino en el concepto anglosajón, como unidad de las personas: fomentar lo que une a las personas ponerse en el lugar del otro.

Fluir

Por otro lado, en lo que se refiere a las cualidades extrínsecas que requiere el candidato que quiera estar preparado para los requisitos del nuevo entorno laboral, es muy importante fluir. Sería dejarse llevar por la vida por una actitud de aprendizaje continuo.

Multiculturalidad

Los cambios y las nuevas tendencias en los mercados llevan a no pertenecer a ninguna frontera. Es necesario aprender de los demás y de las mejores prácticas que se llevan a cabo con cada código cultural específico.

Intergeneracional

En 10 años, a los que se conoce como Millennials, estarán al mando de los nuevos puestos directivos. Esto creará un tipo de empresa en la que primará el equilibrio personal, sin jerarquías. Este nuevo paradigma convivirá con la generación X y con las nuevas generaciones como la Z.

Flexibilidad

Las empresas demandarán una gran capacidad de adaptación a los cambios continuos y a los factores. El miedo al cambio será una barrera limitante restando valor a la persona.

Inmersión tecnológica

El ser humano en 2050 estará compitiendo con la inteligencia artificial. El Ser Humano se verá remplazado en muchos puestos más operativos y podrá enfocarse a desarrollar sus cualidades más intrínsecas.

Redes de Conexión

Por último, será clave crear y desarrollar habilidades como la comunicación y las relaciones interpersonales para crear una red de contactos que permita crecer y desarrollarse.

 

El World Work Innovation (WWi) Summit “Future Talent: Envisoning Workforce 2030” se celebrará en Barcelona en Valkiria (C/ Pujades, 126) los días 8 y 9 de noviembre. Se trata de una cita exclusiva para CEOs, Directores de Innovación, de Talento y de RRHH en el que se reflexionará sobre el Futuro del Talento de cara al 2030 y en el que participarán un total de 250 empresas. Más información en: wwisummitlive.org